enfermedades-de-los-pies

Las enfermedades que se ven en las uñas de los pies

Compártelo en redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Un aspecto a considerar y de mucha importancia para la salud es el cuidado y las precauciones con las enfermedades en las uñas de los pies.

Este es un tema relevante, en particular, para los caballeros, porque ellos son menos propensos a atender sus pies.

Sin embargo, los cuidados y precauciones con las enfermedades en las uñas de los pies se aplican para todos.

Los pies son la base de nuestra independencia física y movilidad, aunque no tengamos consciencia de ello.

Es con los pies que nos levantamos, caminamos, corremos y nos defendemos. 

Nos permiten con  facilidad e independencia asistir al trabajo, a nuestras clases y a las actividades de interés en las que participamos.

También juegan un papel importante al momento de huir del peligro y/o salvar nuestra vida.

En nuestros pies existen más de 7.000 terminaciones nerviosas que se comunican entre sí y con todos los órganos de nuestro cuerpo.

De esas, un número importantes vinculadas a órganos estratégicos, se encuentran en las yemas de los dedos.

La función de las uñas es proteger los lugares en donde existe una alta concentración de terminaciones nerviosas.

Sin embargo, estas pueden ser expuestas o correr peligro sino atendemos adecuadamente la salud de nuestras uñas.

¿Cómo son las uñas saludables?

Las uñas saludables son lisas, no tienen surcos, ni marcas y poseen un color rosa suave uniforme en toda la uña con una media luna blanca en la base o matriz.

Existen enfermedades propias de las uñas y enfermedades que pueden presentar síntomas en las uñas.

Las uñas de los pies nos alertan de enfermedades

La enfermedad renal aguda  que es acompañada por las líneas de Beau (rayas blancas en las uñas)

Los problemas hepáticos (hígado), que los podemos identificar porque las uñas pierden su tono natural para ponerse blancas.

La anemia, donde las uñas se tornan pálidas y llegan a ser quebradizas.

El estrés, la psoriasis o el mal funcionamiento de la tiroides también debilita las uñas y las quiebra.

También, la caída de los niveles de oxígeno en la sangre que puede alertarnos de un posible problema respiratorio o cardíaco, con las uñas azuladas o moradas.

Incluso las rayas rojas que se presentan en el lecho de la uña también puede hablarnos de alguna lesión en las válvulas del corazón o endocarditis.

Esta enfermedad puede aparecer luego de ciclos muy prolongados de afecciones por hongos en los pies, los cuales derrumban las barreras de protección del cuerpo y viajan por el torrente sanguíneo para alojarse en los órganos internos. 

Cuando se alojan en las válvulas del corazón provocan la endocarditis.

Si el tono de la uña es verdoso, podriamos hablar de infecciones bacterianas.

y si el problema es de origen pulmonar y/o de circulación, entonces pueden engrosarse.

La uñas quebradizas pueden decirnos que tenemos deficiencia de ácido fólico, vitamina C y/o proteínas, en general pocas vitaminas y anemia.

Las uñas en forma de cuencos  o curvadas hacia arriba pueden ser indicadoras de hipotiroidismo, problemas de corazón o/y hemocromatosis (acumulación del hierro)

Las uñas que presentan agujeros  pueden ser indicadores de trastornos del tejido conectivo,  psoriasis o deficiencias de zinc.

Una línea marrón o negra  en la cutícula de un dedo o de algunos solamente, son síntomas de la existencia de un melanoma maligno (cáncer).

La aparición de  quistes que crecen cerca o sobre las cutículas pueden alertarnos sobre  la artritis

Rayas anchas, blancas o rojizas que se extienden desde la cutícula hasta la punta o una muesca en forma de V,  cerca de la punta de los dedos, puede señalar el padecimiento de la enfermedad de Darier.

Por esto es importante observar detenidamente nuestros pies y uñas cada vez que hacemos el cuidado diario.

Si no hemos sufrido ninguna lesión y aparece un cambio en nuestras uñas debemos visitar a un dermatólogo.

Cuidar las uñas de los pies es cuestión de salud

Es mucho lo que las uñas de los pies nos pueden decir de nuestra salud.

En este sentido, los centros estéticos nos brindan el acompañamiento ideal para mantener la salud y la higiene de nuestras uñas.

Y aunque es común que los hombres se sientan cohibidos a ponerse en manos de profesionales, en Osmosis Estética y Bienestar, contamos con pedicuristas especializadas en el cuidado de los pies de los caballeros.

Lo recomendable es visitar con frecuencia el centro estético y acompañar desde casa con algunos cuidados básicos que garanticen la higiene

Algunas de las cosas que puedes hacer para mantener la salud de las uñas de los pies son:

  • Lavarlos todos los días
  • Secarlos muy bien después del baño
  • Aplicar crema hidratante todas las noches antes de dormir
  • Reducir los niveles de sudor con polvos boricados  dentro de los zapatos usando medias
  • No caminar descalzos en sitios públicos
  • Cortar y mantener limpias las uñas.

Te puede interesar