Pain in prostate, man suffering from prostatitis or from a venereal disease, studio shot on gray background

La depilación íntima

Compártelo en redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

La depilación íntima  es una rutina  que debemos cumplir por diversas razones. Una de las razones más común por la cual los caballeros acuden a depilarse la zona genital y la ingle es mantenerse en la etiqueta. Depilarse es para muchos un factor para verse y sentirse bellos.  Y es que la depilación de la zona genital (manscaping) e inguinal está vinculada a nuestro concepto de belleza y de salud sexual. Ser lampiño es un estandarte que debemos defender en nuestros espacios más íntimos.

Sin embargo, entre gustos y colores no han escrito los autores. Aunque tenemos el consenso sobre la importancia de la depilación en las zonas íntimas, no todos tienen las mismas preferencias. En Ósmosis, Estética y Bienestar Masculino, en Barcelona,  sabemos que las preferencias son muy diversas. Cada cliente tiene una necesidad específica que orienta sus preferencias. Pero a pesar de ello, las tendencias más relevantes sobre cómo depilar esas zonas, en los servicios de estética masculina, son tres.

El básico de la depilación íntima

El primer estilo, que puede denominarse básico o tradicional. Es una depilación discreta de la ingle que no incluye el pubis, ni la zona perianal o interglútea. Esta zona abarca 3 centímetros hacia la parte interna y 3 centímetros hacia la parte externa, en dirección al muslo. Aunque esta depilación puede rebajar un poco el vello púbico, no lo elimina. 

Ingle brasileña

Incluye la zona frontal de  la ingle y sus laterales interiores, además de la parte superior del pubis. Este tratamiento no incluye labios, zona perianal ni interglútea. Esta depilación es apropiada para aquellas personas que se quieren acicalar sin eliminar el vello en su totalidad.

Genitales completos

Incluye zona de la ingle, pubis, periné y zona interglútea. Es la más solicitada.  En ella se elimina todo el vello existente en los genitales.

Tipos de depilación

Existen varios métodos para depilar la zona genital. El más común suele ser el rasurado porque es fácil y económico al día. El problema con el rasurado es que esta zona es extremadamente sensible y rasurarse  provoca irritación en la zona inflamación, llegando incluso a inflamar. Esta depilación es poco recomendable porque rasurar el vello provoca su fortalecimiento. Así que cada vez que cortas el vello saldrá más fuerte y saludable, hasta más abundante. 

Por otra parte, se pueden producir enquistamientos del vello, que aparecen con más frecuencia cuando es más fuerte. Al final, aunque parezca más sencillo y económico, a la larga, es el peor método porque te quita más tiempo que el resto,.Produce el fortalecimiento de los cañones, un efecto contrario a lo que queremos. Puede acarrear infecciones y al cabo de unas horas produce picazón en la zona.

Las tijeras

Es una manera de recortar el vello menos agresiva, recomendada para aquellas personas que desean mantener el vello en algunas áreas. Las tijeras al igual que las hojillas o navajas fortalecen el vello. 

La depilación con ceras

Existen nuevas opciones en la cosmetología que nos permiten emplear  ceras frías o tibias en la zona. Este método retrasa la aparición del vello por mes y medio o más, según la frecuencia con que se acuda a la estética. Si se respetan los ciclos de mantenimiento, la aparición del vello se va distanciando en el tiempo. Éste método es doloroso, aunque existen personas que desarrollan niveles de tolerancia que llegan a sentir sólo una molestia. Es económico y efectivo.

La depilación con crema

Este tipo de depilación está sujeta a los niveles de tolerancia de la piel. Las cremas son abrasivas y pueden causar irritaciones. Pero si no presentamos problemas con eso, es altamente recomendada para ésta zona. También es económica y sencilla.

La depilación con láser

Esta técnica consiste en sacar uno por uno los vellos de la zona con una punzada láser, tiende a destruir el vaso capilar.  Distancia la aparición del vello por seis meses o más. Según la frecuencia con que se acuda a la estética y si se respetan los ciclos de mantenimiento. La terapia es engorrosa y cada sesión dura entre tres a cuatro horas. Para lograr desaparecer el vello hay que acudir por la misma zona en tres o cuatro oportunidades en un año. La reaparición del vello dependerá del tiempo transcurrido y de la carga genética del cliente. Este método es efectivo pero muy costoso.

Si quieres saber más sobre el tema o realizar cualquier consulta, llámanos. En Ósmosis, Estética y Bienestar Masculina, en Barcelona somos expertas en la depilación genital masculina. Nosotras podemos ayudarte a encontrar lo que deseas. Contáctanos por los teléfonos +34 930 279 391/ +34 627 60 76 70, al e-mail: https://esteticaosm.com/contacto/. Si lo prefieres acércate a Carrer Bertrand i Serra 6, local 1 C.P. 08022 Barcelona y conoce nuestras estancias y servicios.