acné

El Acné: la afección que todos hemos tenido

Compártelo en redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Existe una afección que todos hemos tenido que sobrellevar en la vida, por lo menos una vez, el acné.  

El acné es la lesión de piel más común, no tiene implicaciones de vida o muerte, pero , sí tiene implicaciones psicoemocionales importantes para la mayoría de las personas.

¿Porqué se origina el Acné?

La piel, a cada momento, suda y expulsa la seborrea o grasa por los poros.    

Cuando las células muertas del cutis  no se desprenden de la piel (descamación), se acumulan tapando los folículos pilosos.  

Al acumularse la grasa  por los poros tapados, el folículo se inflama y aparece la bacteria  Propionibacterium Acnes, la cual es responsable del acné.

La aparición de puntos negros y espinillas (comedones) son producto de la seborrea acumulada, mientras que la aparición de las bacterias da paso a las pápulas y pústulas.

Las bacterias contaminan y crean colonias en el sebo acumulado incrementando la inflamación del folículo y sus alrededores (pápulas).

En el punto máximo de crecimiento de la colonia ( pústulas), la pared folicular se rompe liberando lípidos, ácidos grasos, corneocitos (células), bacterias y fragmentos celulares.

Los hombres son más susceptibles a padecer de acné

Estudios realizados nos indican que la piel masculina es más grasa que la femenina y en promedio, es 20% más gruesa.

Tiene poros más grandes y abundantes que las mujeres y por lo tanto, más glándulas sebáceas y de mayor tamaño. 

La producción de sebo duplica  la de las féminas, por lo que su piel es más propensa a la impurezas y a la aparición del acné.

La piel masculina, en la mayoría de los hombres, siempre está más estresada que la femenina como consecuencia de las irritaciones originadas por el afeitado regular.

¿Porqué es importante que los hombres se sometan a tratamientos faciales?

En Osmosis tenemos consciencia de los riesgos que afrontan los caballeros de sufrir serias consecuencias por el acné severo.

Por esa razón hemos desarrollado toda una línea de servicios  para los tratamientos faciales.

Como hemos visto, los hombres son más propensos a sufrir acné que las mujeres por la morfología de su piel.

Dado que los caballeros produce mas seborrea e impurezas, tienen más posibilidades de ser  victimas de casos severos de acné con mayor frecuencia.

Por eso es importante, que acudan a centros cosméticos especializados como Osmosis, Estética y Bienestar Masculina, para limpiar el rostro.

Consecuencias del acné severo

Cuando el acné es severo puede afectar nuestra imagen, llegando incluso a desfigurar el rostro.

Sus consecuencias son:

Las marcas de granos o  marcas de hiperpigmentación postinflamatorias.

Son manchas rojas o marrones que quedan al desaparecer  el grano.  Se producen por la acumulación de melanina en el área.

La mancha permanece  y se profundiza si los granos son recurrentes en la zona.

Las personas de piel oscura son más afectados por éste padecimiento porque tienen mayor concentración de melanina.

Nuestro rostro se muestra manchado y el tratamiento es a mediano plazo con peeling y/o laserterapia.

La aparición de cicatrices

El acné conglobata, comienza con la aparición de espinillas y granitos comunes  que se convierten en inflamaciones con mucha pus.

Éste tipo de acné es el más pernicioso de todos porque termina dejando cicatrices, llegando a desfigurar el rostro.

Puede provocar abscesos profundos, fiebre y deformaciones en otras partes de la piel como el cuello, el pecho, las nalgas y los muslos.

Una vez que aparece debe ser atendido por un dermatólogo.

Aquellas personas con tendencia a padecer de éste tipo de acné debe recurrir con frecuencia a centros cosméticos especializados como Osmosis, Estética y Bienestar Masculina.

Un lugar donde cuentan con equipos y terapias de última generación para profundizar  la limpieza a nivel subcutáneo.

Una cita necesaria para asegurarse de tener la piel del rostro libre de impurezas y preservar su salud y atractivo intactos

Te puede interesar