Male armpit with irritation after shaving, underarm razor burn

Depilar las axilas

Compártelo en redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Depilar las axilas no es un servicio muy común entre los caballeros, sin embargo se hace necesario. En Ósmosis, estética y bienestar masculina en Barcelona tenemos muchos años atendiendo a nuestros clientes. Los orientamos para ayudarles a mejorar su atractivo y potenciar su belleza física. Sabemos lo que necesitan para estar a la altura de las circunstancias del mundo moderno. Por esta razón, hoy queremos hablar de las axilas.

La axila es una zona que muchos han desestimado en su cuerpo, en otras palabras, que no aprecian y cuidan como debe ser. La axila es la cavidad o depresión que se encuentra en el vértice inferior de la unión del brazo con el tórax.  En condiciones normales se encuentra recubierta de vellos que pueden llegar a tener un tamaño considerable y molesto.

La función de las axilas

La axila es una parte del cuerpo en la cual se produce una intensa actividad de transpiración de la piel. A su alrededor se encuentran ubicados un grupo considerable de ganglios linfáticos axilares. Esta zona es muy sensible y se cree que su función principal es segregar las feromonas. La feromona es una sustancia química que segregan los individuos con actividad sexual para ser detectados a través del olfato.

El vello axilar

Las axilas se encuentran cubiertas de vello, lo que es un indicador de la madurez biológica en el ser humano. Es una característica de hombres y mujeres a partir del desarrollo. Las funciones del vello axilar se puede resumir en:

  • Proteger las axilas
  • Evitar que el roce del brazo y el costado provoque irritación en la piel
  • Suspender el sudor producto de la transpiración para evitar su rápida evaporación y provocar un enfriamiento de la zona
  • Evitar que el sudor se precipite en chorros por la zona de los costados

Aunque el vello axilar es común a todos, los hombres poseen mayor cantidad de vello axilar. Por esta razón en muchas regiones del mundo posee la connotación de virilidad, madurez sexual y fuerza. 

Se impone la moda

A finales del siglo XX aparece un nuevo concepto de la belleza masculina, la moda de los metrosexuales. A partir de ese momento se incorpora una imagen ajena a la naturaleza propia del ser humano, ser lampiño. En la actualidad, tener un cuerpo limpio del vello es una expresión de civilización y modernidad. Incluso, han sido importantes los esfuerzos de la industria cosmética por vincular la salud con la falta de vello. Y es que  no podemos negar la utilidad práctica de la depilación para retirar el vello indeseado. Tampoco las ventajas estéticas de una imagen humana más estilizada.

Un estilo de vida

Ser un hombre contemporáneo y urbano impone un estilo de vida  de alto rendimiento en el desempeño social. Debemos estar presentables, limpios y acicalados las 24 horas del día, para mantener nuestro estatus y ganar sus ventajas.  No podemos permitirnos correr el riesgo de ser percibidos como personas desaliñadas, descuidadas, ni siquiera en la intimidad. Por otro lado, nuestros olores son parte de nuestra personalidad, funcionan como una carta de presentación de nuestro estilo de vida. Si mantenemos el vello axilar tenemos mayor riesgo de acumular bacterias y en consecuencia, de sufrir mal olor en cualquier momento.

Tampoco debemos olvidar que gracias a la apertura a los nuevos paradigmas sexuales muchos de nosotros nos permitimos explorar nuevas sensaciones corporales. Para muchas personas reconocer la axila como una zona erógena del cuerpo ha sido el factor determinante para despojar el vello axilar. Cada día son más los hombres y mujeres que estimulan la zona axilar durante el juego sexual. Y todos ellos o casi todos, seguro coinciden en que para hacerlo debe estar depilada.

Depilar es lo más práctico

Es difícil dejar de reconocer  que depilar la axila es una necesidad del hombre actual.  Por esa razón, la gran mayoría de los jóvenes retiran el vello axilar casi con la misma frecuencia que el vello facial, llegando incluso a realizarlo diariamente.

Sin embargo, no siempre lo hacen de la mejor manera, En Ósmosis, estética y bienestar masculina en Barcelona queremos orientarte sobre el tema para ayudarte a tener una vida más cómoda y segura.

Existen diferentes mecanismos para eliminar el vello de las axilas. Pero, estas pueden agruparse en dos grandes grupos, el afeitado o rasurado y lo que comúnmente se llama depilación.

Ciertamente, cuando nos encontramos apurados y sin dinero, el recurso más inmediato para limpiar nuestras axilas es el rasurado. Nos referimos a ella cuando hacemos uso de las máquinas de afeitar. La máquina es económica si la usamos eventualmente, pero si consideramos usarlas diariamente, dejan de serlo.  Cada máquina puede ser usada (si es de buena calidad) tres veces, lo que significa que en un año, se deben comprar más de cien equipos. Esto termina siendo una inversión considerable. Además, en éste caso, debemos tener en cuenta que la hojilla provoca mayores daños en ésta zona que en otras partes del cuerpo. Afeitarse la axila puede provocar erupciones cutáneas irritación, foliculitis, inflamación e incluso infecciones. Esta zona es mucho más irritable que el rostro y los jabones y espumas pueden provocar resequedad, alterando el equilibrio de la piel. Por otra parte, el afeitado fortalece el vello, lo hace más fuerte y fecundo. Por lo que afeitarse genera un ciclo que amerita hacerlo con mayor frecuencia.

La experiencia

Nuestra experiencia nos ha enseñado que el mejor camino es depilar el área. Esta práctica es segura y cómoda si nos ponemos en las manos de los profesionales. Cuando se depila el proceso  del vello es inverso al rasurado, esto quiere decir, que el folículo piloso se debilita y retrasa su crecimiento. Cuando nos depilamos, por primera vez, el vello volverá a aparecer en quince días. Pero si nos depilamos a los quince días tardará en aparecer tres semanas y así sucesivamente, distanciandose   las depilaciones. Esta dinámica le permite a nuestros clientes abandonar el estrés del cuidado diario, tener más tiempo para otras actividades, tener la apariencia deseada y ahorrar esfuerzo y dinero.

En Ósmosis, estética y bienestar masculina en Barcelona, te ofrecemos nuestras estancias y los mejores profesionales que harán de tu depilación una experiencia gratificante. ¡Reserva ya! a través del correo  info@esteticaosm.com o por los teléfonos +34 930 279 391 / +34 675 857 00. Te esperamos.

Te puede interesar